miércoles, 1 de diciembre de 2010

Medellín - Villavicencio - Puerto Gaitán - Medellín


Este seria uno de los viajes en los que contamos con la compañía de amigos moteros, en total salimos a este viaje 7 motos, de las cuales la gran mayoría estaban con sus respectivas novias o esposas como buenas acompañantes en estas aventuras, viajes en pareja que fortalecen cualquier relación o que en el peor de los casos las acaban lo que significa que no pueden tener el placer de continuar viajando en nuestras amadas motos.
Este fue un viaje que inicio desde Medellín y por el cual pasaríamos por la capital, Bogotá hasta llegar a Villavicencio, nuestro destino inicial.

Este seria un viaje largo, de 12 horas montados en las motos aproximadamente y en el cual cruzamos dos de las tres cordilleras que atraviesan nuestro hermoso país, en el cual también sentimos las inclemencias del clima, pasando por el calor sofocante de La Dorada, Caldas y el frió con lluvia de Silvania, a la entrada de Bogotá, posteriormente aguantando el caótico trafico que allá se percibe para salir rumbo Villavicencio.

Ya en Villavo, como coloquialmente se le conoce, disfrutamos de una noche en grupo y posteriormente de un merecido descanso, al día siguiente tomamos la ruta que conduce a Puerto Lopez, pueblo conocido como el "Ombligo de Colombia", en donde, según cuentan, esta el punto medio en donde se encuentran dos lineas imaginarias, una trazada de norte a sur y otra de oriente a occidente.

Es increíble los paisajes que se encuentran por estas rutas, en donde, por temporada de inundación, se puede apreciar el inmenso llano junto con incontables espejos de agua generados por el desbordamientos de los ríos.

Decidimos continuar nuestro viaje hasta Puerto Gaitán, en  donde acaba la carretera pavimentada y al pasar el puente que cruza el río Metica, empieza la carretera des pavimentada, la cual se caracteriza por un color de tierra rojo, muy intenso que inclusive la ropa que utilizamos al termino del viaje en Medellín, continuaba con el color característico de aquella vía.

Llegamos al hotel VILLA KAREN, que menciono con gran agrado ya que es impensable encontrar ese tipo de hoteles en una zona tan lejana, hotel con piscina, cama de 2 x 2, televisor plasma y aire acondicionado, nada de lo que hubiera llegado a pensar que encontraría en una zona tan alejada y en donde disfrutamos de un espectacular plato, amarillo a la monseñor, algo así como una cazuela pero con pescado de rio, sencillamente delicioso.

Al día siguiente el amanecer fue sencillamente espectacular, por algo dicen que el amanecer en el llano es el mas lindo de Colombia, rápidamente desayunamos y emprendimos el viaje de retorno, llegando hasta La Dorada a pernoctar para al día siguiente alcanzar la llegada a Medellín.

Un viaje de mas de mas de 1600 kilómetros en un trayecto realizado en 4 días, el cual puedo resumir como sencillamente ESPECTACULAR.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Medellín - Taganga - Medellín


Este seria mi primer viaje al q podría llamar largo, un viaje de poco mas de 1800 kilómetros entre ida y regreso en compañía de mi esposa, viaje de prueba, aventura q inicie en una semana santa, descubriendo rutas nunca antes recorridas por mi ni por mis compañeras, y en el cual inicie la aventura desde mi casa pasando por Cisneros y llegando a Puerto Berrio a dormir, esto luego de un inclemente clima que hizo que llegáramos a secar las prendas, bañarnos comr algo y a dormir para al dia siguiente continuar con el viaje directo hasta Taganga, pasando por San Alberto y Aguachica, en el departamento del Cesar y por Fundación, Magdalena, así como incontables pueblos y caseríos q íbamos dejando atrás... llegamos a Santa Marta y de ahí a Taganga.

Fueron 3 días de playa, brisa y mar, jajaja conociendo playas maravillosas y culturas nuevas, así como un pequeño restaurante en plena playa, un kiosquito, llamado "el tiburón", en donde nos deleitamos probando los mejores manjares, comiendo hasta una deliciosa langosta que fue capturada en horas de la mañana y que en la noche estaba acompañando nuestro delicioso plato.

El regreso fue por otra ruta, la q pasa por toda la cienaga grande del Magdalena y llega hasta Barranquilla, de ahí continuaríamos nuestro viaje hasta Cartagena, en donde admiramos la ciudad amurallada, luego pasamos por Sincelejo y al fin llegamos a dormir en Sahagún.




El ultimo dia del viaje seria desde allí hasta Medellín, pasando por Caucasia, Taraza, Ventanas y Santa Rosa de Osos, día pasado por agua, pero contentos por haber terminado este maravilloso viaje.


Mi primer viaje....

Extrañamente me dirigí hacia una ciudad que poco me agrada, por sus problemas de trafico y la cultura tan pesada que allá se maneja, sin embargo en esta ocasión era diferente, esta vez viajaba a realizar un gran sueño, sueño que se cristalizaba después de haber tenido varias motos, que aunque las supe valorar, no podía ni comparar con la nueva adquisición.

La primera fue una Honda XR 600L, modelo 1995, moto que desafortunadamente tuve muy poco tiempo, pues como llamamos acá en medallo, salio siendo un tapao... pero igual la disfrute por los 3 meses aproximadamente q la tuve.

Luego tuve mi primer Suzuki, una hermosa GS 500 modelo 2001 azul, maquina que disfrute por casi un año hasta q por desperfectos mecánicos la vendí y pase a mi tercer moto.

Esta tercera fue una Suzuki Freewind, una XF 650, modelo 1998, hermosa, también de color azul, la cual disfrute por mas de 10 meses hasta q toco salir de ella y al igual que en la GS, fue en la que empece a cogerle el verdadero amor a las motocicletas y al estilo de vida motero, empece con viajes entre Medellín hasta Bogotá, viajes que se convirtieron en una gran pasión q aun disfruto como si fuera la primer vez q me embarco en un viaje...

Luego llego una época diferente en mi vida en donde toco salir del alto cilindraje para pasar a una scooter, y la mejor opción fue una Yamaha BWS 100, la cual compre nueva, cosa que me gusto mucho por que las anteriores todas eran de segunda, ésta era modelo 2007, sacada por mi del concesionario y la cual me transporto por casi dos años, hasta que la cambie por otra moto nueva, esta vez por una  Yamaha Libero motor 100 también, motos muy económicas pero en las cuales difícilmente salia de la ciudad...

Posteriormente llegaron de nuevo las oportunidades logrando comprar nuevamente una Suzuki, una hermosa GS 500 modelo 2005 también de color azul, maquina excelente en la cual nuevamente empece a realizar viajes, hasta q desafortunadamente sufrí mi primer accidente, accidente en el cual me fracture mi brazo derecho y que me dejo largos meses sin poder manejar mi amada moto, y como quien no quiere la cosa empece a buscar la opción de carro, pero mas fue el amor q sentía por estas maquinas q nuevamente maneje mi moto y deseche la idea de comprar el tal carro ese... pero la historia con esa moto seria trágica, ya q a principios de el año 2010 me fue hurtada, hurto que aunque trágico fue el generador de este espacio, ya que días después al recibir la plata del seguro pude comprar mi primer V-strom 650.

Así inicia este espacio, comentando el como llegue a mi V-strom, moto en la cual e recorrido largos tramos de mi amada Colombia y en la que espero algún día poder cruzar las fronteras y conocer nuevas culturas, nuevas personas y principalmente nuevas rutas...

Pues si, mi primer viaje en mi nueva moto, fue desde Bogotá, ciudad donde sin saberlo se encontraría la moto q actualmente me acompaña y por la cual estoy haciendo este espacio, fueron mis primeros kilometros en mi caballito de acero a la que posteriormente apodaría "VICKY", asi se llama ya q empieza con la V de V-strom y es femenino por q seria mi compañera incondicional en la ruta q a bien escogiera, nombre q igualmente mi esposa aprobo...