miércoles, 1 de diciembre de 2010

Medellín - Villavicencio - Puerto Gaitán - Medellín


Este seria uno de los viajes en los que contamos con la compañía de amigos moteros, en total salimos a este viaje 7 motos, de las cuales la gran mayoría estaban con sus respectivas novias o esposas como buenas acompañantes en estas aventuras, viajes en pareja que fortalecen cualquier relación o que en el peor de los casos las acaban lo que significa que no pueden tener el placer de continuar viajando en nuestras amadas motos.
Este fue un viaje que inicio desde Medellín y por el cual pasaríamos por la capital, Bogotá hasta llegar a Villavicencio, nuestro destino inicial.

Este seria un viaje largo, de 12 horas montados en las motos aproximadamente y en el cual cruzamos dos de las tres cordilleras que atraviesan nuestro hermoso país, en el cual también sentimos las inclemencias del clima, pasando por el calor sofocante de La Dorada, Caldas y el frió con lluvia de Silvania, a la entrada de Bogotá, posteriormente aguantando el caótico trafico que allá se percibe para salir rumbo Villavicencio.

Ya en Villavo, como coloquialmente se le conoce, disfrutamos de una noche en grupo y posteriormente de un merecido descanso, al día siguiente tomamos la ruta que conduce a Puerto Lopez, pueblo conocido como el "Ombligo de Colombia", en donde, según cuentan, esta el punto medio en donde se encuentran dos lineas imaginarias, una trazada de norte a sur y otra de oriente a occidente.

Es increíble los paisajes que se encuentran por estas rutas, en donde, por temporada de inundación, se puede apreciar el inmenso llano junto con incontables espejos de agua generados por el desbordamientos de los ríos.

Decidimos continuar nuestro viaje hasta Puerto Gaitán, en  donde acaba la carretera pavimentada y al pasar el puente que cruza el río Metica, empieza la carretera des pavimentada, la cual se caracteriza por un color de tierra rojo, muy intenso que inclusive la ropa que utilizamos al termino del viaje en Medellín, continuaba con el color característico de aquella vía.

Llegamos al hotel VILLA KAREN, que menciono con gran agrado ya que es impensable encontrar ese tipo de hoteles en una zona tan lejana, hotel con piscina, cama de 2 x 2, televisor plasma y aire acondicionado, nada de lo que hubiera llegado a pensar que encontraría en una zona tan alejada y en donde disfrutamos de un espectacular plato, amarillo a la monseñor, algo así como una cazuela pero con pescado de rio, sencillamente delicioso.

Al día siguiente el amanecer fue sencillamente espectacular, por algo dicen que el amanecer en el llano es el mas lindo de Colombia, rápidamente desayunamos y emprendimos el viaje de retorno, llegando hasta La Dorada a pernoctar para al día siguiente alcanzar la llegada a Medellín.

Un viaje de mas de mas de 1600 kilómetros en un trayecto realizado en 4 días, el cual puedo resumir como sencillamente ESPECTACULAR.