lunes, 18 de julio de 2011

Pequeña caida en mi moto

Pues bien, así como cuento lo bueno que me sucede viajando en v-strom, hoy les debo contar algo de lo que espero no volver a escribir, de una caída.


Pues bien, les cuento el cuento... vivo en el municipio de Envigado - Antioquia, y a eso de las 2 de la tarde en medio de un dia soleado me disponía a salir a rodar, ya que mi familia esta de vacaciones en un pueblito cercano llamado San Jeronimo, apenas iba saliendo de mi casa y bajando una loma llamada Las Antillas, que queda a 50 metros de donde vivo, accione el freno de la moto y sentí que el trasero se bloqueo, la "lomita" siempre es pronunciada y creo que la llanta perdió agarre y por eso me patino la moto, aunque el piso estaba totalmente seco. 


Resultado me fui al suelo y me cayo la moto en el pie derecho, afortunadamente después de que el medico me revisara dijo que solo eran golpes fuertes en tejido blando en ambas rodillas y el mas doloroso en el tobillo derecho que fue el que recibió todo el peso de la moto, pero sin fractura ni nada en los huesos, por otro lado la moto no sufrió casi, una direccional rota y el calapie del freno roto tambien, de resto el golpe lo recibió el protector del tanque y la maleta asi como unos plasticos que medio se rayaron, nada que valga la pena... 


Limpresionante de todo esto es la sensación de impotencia que sentí al ver que no tenia nada que hacer, solo dejarme caer y esperar recibir la menor cantidad de golpes posible, milésimas de segundos antes del golpe, sabia que la moto no me respondería y que definitivamente el asfalto me iba a recibir.


Lo asombroso del asunto es que pude vivir en carne propia la alegría de saber que en la ciudad donde vivo la gente se ayuda sin importar quien eres, caí al lado de una construcción e inmediatamente me caí senti como los muchachos que laboraban ahí bajaron a ayudarme, cerca de 6 personas preocupadas por un extraño que se había caido en la moto; Así mismo un señor que nada tenia que ver y que viajaba en su carro junto detrás de mi, se bajo a ayudarme y a ofrecerme llevarme a la clínica, quien sabe si iba de afán para una cita o algo... pero no le importo, primero se preocupo por mi.


La familia y los amigos son lo máximo, apenas avise por el blackberry sobre mi caída inmediatamente empece a recibir voces de aliento al punto que casi colapsa mi celular, no sabia que hacer, si contestar y dejar a alguien en la otra linea, pues todos querían saber en que me podían ayudar y sobre todo querian saber sobre mi estado de salud.


Lo triste del caso fue saber que aunque llame a la autoridad para que me hicieran el croquis y así poder ir a la clínica a revisión, nunca llegaron, dejándome esperando cerca de 1 hora hasta que decidí ir sin el croquis a una clínica... la excusa del transito fue que como no había a quien demandar pues no me atendían, "maldita corrupción  como no tenían a quien cobrarle pues ni les importo atenderme...


Ahora son las 23:35 de la noche mientras escribo esto, esta tarde, pero por concejo sabio de mi mama tengo el tobillo metido en sal de Inglaterra para que se me baja la hinchazón...





Mañana sera otro dia...