viernes, 31 de mayo de 2013

De relax en Moñitos, Cordoba


Como mencione en mi ultima entrada, las llantas Michelin Anakee 3 ya llevan conmigo poco mas de 6.000 kilómetros  y este es el momento de mencionar que algo mas de 1.000 de estos fueron en un viaje a Moñitos, Cordoba.


Antes del viaje estaba la propuesta de ir al Urabá antioqueño en un viaje relámpago de ida sábado y regreso domingo, solo amigos, por aquello de la incomodidad que representa para nuestras compañeras el hecho de viajar distancias aunque cortas si muy exigentes por las condiciones de la carretera y ademas contando con el poco tiempo disponible para dicho viaje, cuadramos y definimos fecha tentativa, pero como muchas veces las cosas no resultaron para salir ese fin de semana.


Fue por ello que decidios cambiar la fecha del viaje y establecer que en lo posible fuera en un fin de semana con festivo, siendo el mas cercano el del 13 de mayo, organizamos todo y se invito a los interesados, de los cueles desafortunadamente uno se quito (de hecho nunca confirmó) y otro por cuestiones de salud (Julian, saludes a tu nacido "Alien" jajajaja) no nos pudo acompañar... Igual no importaba si el resto iba o no, el viaje era un hecho y solo o acompañado lo realizaría, ya que hace mucho tiempo estaba con deseos de ir a este paraíso de la costa colombiana a literalmente no hacer nada.


Moñitos es un pueblo de la costa atlántica casi que olvidado por el país  y creo que es mejor que así sea pues a los que nos gusta vamos es a desestrezarnos, a caminar a lo largo de sus mas de 12 kilómetros de bahía con playas casi vírgenes donde el común denominador es la naturaleza, son de esos espacios que liberan el espíritu y te reconfortan el alma, este es un pueblo estancado en el tiempo, lo conozco desde que tengo uso de razón y en tantos años lo que cambia prácticamente es nada, tal vez tendrá una que otra cabaña nueva, pero son mas las que por las condiciones propias del salitre se han ido deteriorando, lo que hace que no se noten casi los cambios.


Al final terminamos saliendo solo dos motos, Alejandro en su Freewind 650 y yo en mi Candela, mi querida v-strom; este es un viaje que de ida tuvo 532 kilómetros y que realizamos en algo mas de 6 horas 30 minutos, y el cual fue el primer viaje al que podríamos decirle largo de Alejo, pues lleva poco tiempo con su moto.


Arrancamos muy a las 6:30 am después de tanquear las motos, solo puedo decir que mejor no nos pudo haber ido, hermosos paisajes, clima agradable y excelente comida encontramos a lo largo de la ruta, solo con un pequeño susto en Montería por una pequeña fuga de aceite en la Freewind pero que después sabríamos que no representaba ningún riesgo y que se debió, en parte, a las altas temperatura; antes de entrar a Moñitos llegamos a una playa paradisíaca conocida como El Ancón, que queda después de pasar San Bernardo del Viento, es una pequeña isla donde anidan los alcatraces y pelicanos y que lo convierte en un destino natural excelente.


Luego llegaríamos a Moñitos en donde no teníamos previsto aun donde nos hospedaríamos pero con el concejo de mis padres preguntamos en una cabaña que siempre me ha gustado y allá nos alojamos, a 10.000 pesos la noche cada uno, cuadramos con la señora que cuida la casa para que nos hiciera de comer y listo, a disfrutar del sitio, debo decir que si el dueño invirtiera un poco en la casa seria lo máximo pues se nota que hace mucho no le dan una mano de pintura, pero se acomodaba a todas nuestras necesidades, baños limpios, agua, hamacas, nevera para las cervezas y que mas que quedaba a la orilla del mar, ademas que las personas que cuidaban la casa nos dieron un trato muy cálido y nos atendieron como unos reyes.

Fue un fin de semana de relax, arepas de huevo, pescado, una que otra cerveza y mucho mango pues estaban en cosecha cosa que fue aprovechada por Alejo que comió cuantos pudo.



De regreso nuevamente sin inconvenientes y en total recorrimos 1098 kilómetros en el fin de semana en el que ni en las playas ni en las carreteras sentimos la cantidad acostumbrada de turistas pues este festivo era el del día de las madres y al menos la mía me dio permiso para viajar jejeje y esa fue una de las razones por las que algunos no pudieron acompañarnos.

NOTA: Este fue el viaje en el que estrene mi nueva adquisición  la maleta GIVI TREKKER de 52 Litros, la cual me dejo impresionado por la capacidad que tiene, por mas que metía cosas siempre quedaba con espacio para algo mas.

viernes, 17 de mayo de 2013

Michelin Anakee 3, luego de 6.000 kms

Este es el cuarto comentario que hago de estas llantas, pero no puedo evitarlo, definitivamente son las mejores.


Las puse cuando mi moto pasaba sus 14.500 kilómetros y hoy que está cercana a los 20.500 solo me quedan cosas positivas que decir.

Como bien sabrán me encuentro en Medellin, Colombia, una ciudad rodeada de hermosas cordilleras de montaña que hacen que el paisaje sea maravilloso pero que sus carreteras no sean las mejores, la geografía hace que en su mayoría sean carreteras relativamente buenas pero en algunas partes de transito difícil por los huecos y baches que se presentan en el camino, así mismo el pavimento a veces no es el mejor y la demarcación de las lineas, en su mayoría con pintura con base de aceite, hace que rodar se convierta en una constante aventura extrema.

Así las cosas, estos 6.000 kilómetros con las Michelin Anakee 3, los he recorrido en gran parte por las cordilleras de Antioquia, aunque ya también en los departamentos de Santander y Cordoba donde las carreteras no distan mucho de las nuestras.



En lluvia, en seco, en destapado y hasta en barro he probado las llantas y aunque muchos de mis amigos aun creen que el labrado es demasiado deportivo para el tipo de motero que sumos, considero que no, el agarre en cualquier estado de la vía a sido excelente, no he tenido el primer susto con estas llantas, que si me han dado otras marcas, y el labrado aun se ve como nuevo, no alcanzo a percibir un desgaste en ellas.

Como sabrán las compre en la USA y toco traerlas por correo, siendo barato pero dispendioso el traslado hasta acá; ahora en la pasada feria de las dos ruedas en Medellin vi que ya las estaban promocionando, después de 3 meses de ya tenerlas montadas en mi Candela, y sé que ya hay existencias en algunos almacenes que me permitirá poder comprarlas de una forma mas ágil y segura, pues recibiré la garantía que actualmente no tengo.

En definitiva espero que estas llantas tengan mejor rendimiento y duración que cualquiera de las predecesoras que he probado y si asi ocurre creo que que quedare con esta llanta o al menos hasta saber que haya algo mejor en el mercado.