martes, 17 de septiembre de 2013

Colombia, Ecuador y Perú


Ya con anterioridad había planeado salir del país en mi v-strom, pero muchas fueron las causas por las que el viaje debió postergarse, casi siempre por temas de trabajo y especialmente por falta de vacaciones, en donde o no había el uno o el otro y por ende no había dinero o tiempo para realizar el viaje según fuese el caso, en otra oportunidad tocó postergarlo por el inminente cambio de moto, pues Vicky mi anterior v-strom, pidió cambio y se lo concedí llegando Candela, y dicho cambio precisamente fue en enero del año anterior cuando pensaba viajar al Perú para ver el Dakar.

Ya este año la cosa es diferentes, o así ha sido hasta el momento, pues tengo trabajo y por ende tengo vacaciones, que están planeadas para el próximo mes de noviembre, y aunque viajo mucho, vacaciones como tal no tenia desde el 2005 que estaba en el Ejercito, después de eso no han habido vacaciones, o al menos no pagadas por alguna empresa jejeje.

Es así como desde principios de año que mi jefe me pregunto el mes en que quería salir a vacaciones mi respuesta fue noviembre, mes de costos bajos por ser temporada igualmente baja, y que ademas tiene 2 festivos en Colombia, lo que hace que tenga 25 días calendario para viajar, de los cuales tengo destinados 12 para un viaje no en moto y el resto, 13 días, para intentar llegar hasta el Cañón del Pato en Perú y regresar, pensaran como yo que 12 días son muy poco tiempo para el viaje, pero lo que aun no les he contado es que pienso pedir 3 días mas de permiso para poder tomar el fin de semana siguiente y asi lograr que sean 18 días para el viaje.


Si mi jefe me concede esos 3 días el destino será el Cañón del Pato, si no solo seria hasta Mancora o tal vez Piura, pero el objetivo seguirá siendo llegar al desierto y playas peruanas, pasando por la sierra ecuatoriana y los valles y montañas de mi Colombia.

La idea es salir madrugados el viernes 15 de noviembre, y espero que el sueño me permita levantarme temprano, pues el 14 llegaré de Miami para iniciar mi recorrido en moto; para este viaje iré con mi mejor amigo, Alejandro Muñoz, quien monta una hermosa Freewind modelo 2002 a la que cariñosamente llama spiderwind pues es un afiebrado seguidor del hombre araña.




Viajaremos solos, en un viaje que esperamos sea enriquecedor desde todo punto de vista y en donde la austeridad en los gastos sera un recordatorio permanente que debemos llevar para poder planear futuros viajes, dormiremos en hostales pero eso si la buena comida esperamos sea nuestra mejor compañera pues esta es una de las razones por las que decidimos que el viaje fuera hasta Perú, país rico en gastronomía.

Ya las motos están listas y la mente esta puesta en dicho objetivo a iniciarse en poco menos de dos meses.



Posteriormente les iré contando como están las motos y que cosas nuevas van resultando para este viaje. 





lunes, 16 de septiembre de 2013

Calcomania para mis viajes

Siempre desee una calca para mis viajes; sabrán que los grandes viajeros tienen una que los identifica y con las que marcan los destinos por los que han transitado.

No podré compararme con esos grandes viajeros, pero a mi modo lo soy y por eso decidí hacer una que me sirviera para mis viajes que no son continentales ni mundiales, mas bien para los locales y próximamente para mi primer salida del país en moto.

Es una calca con los elementos de diseño suficientes y con el contenido deseado, como son la ciudad donde vivo, la bandera del país que amo, la pagina de internet donde escribo, el dibujo de la moto que tengo y de fondo el mapa mundi para que sirva a donde quiera que vaya (siempre y cuando sea en moto) sea dentro o fuera de Colombia y que por obvias razones no tendrá ni fecha ni destino pues no serviría para futuros viajes.

El diseño ha tenida gran acogida, tanto así que ya hay varios amantes de la V-strom que desde Europa me han pedido intercambio de calcomanias y gustoso lo haré, ya en camino vienen una de Italia y otra de Polonia y a vuelta de correo les enviare la mía.

Ya he recorrido gran parte de Colombia y nunca dejé un recuero en los sitios que visité y ahora con esta podré hacerlo, mas ahora que en noviembre pienso ir hasta Perú y donde espero intercambiar éste souvenir con los moteros que encuentre en dichas rutas.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Chuleta por metro - Cartago, Valle del Cauca



Cartago queda a poco mas de 240 kilómetros de Medellin, donde vivo, pero los paisajes y carreteras hacen que sea un excelente destino, inclusive para ir a almorzar.

Este fue el caso del ultimo viaje que realicé en compañía de mi esposa y 3 amigos mas, fuimos 3 v-strom y una freewind ya que en días pasados me llamaron de el Restaurante Casa Vieja en Cartago a decirme que me había ganado la rifa de un metro de chuleta en la que había participado en un viaje anterior que realicé con mi familia en carro.

Por lo anterior decidimos ir a reclamar el premio y resultó un viaje excelente, casi se nos daña ya que habíamos quedado de vernos a las 7:00 am para salir y el agua no quería dejarnos ir, amaneció frío y lloviendo, pero las ganas pudieron mas y fue así como decidimos postergar por un par de horas la salida hasta las 9:00 am; ya todos juntos arrancamos con ganas de desayunar haciéndolo en el alto de minas y disfrutando un delicioso calentao (frijoles con arroz, carne de cerdo, arepa y queso y chocolate).




Ya terminando el desayuno llegaron 2 motociclistas, uno en una BMW R1150GS y el otro en una V-strom 650 modelo nuevo (la de ABS), se acercaron a nosotros y gentilmente preguntaron para donde íbamos  nosotros respondimos que hacia Cartago y ellos nos pidieron que si podían acompañarnos, pues su destino era Cali, a lo que aceptamos; se trataba de 2 venezolanos que venían viajando desde su natal Caracas y pensaban llegar hasta Perú e ir a Machu Picho; 2 señores de cerca de 60 y 64 años aproximadamente, un par de cuchos muy formales.

Realizamos el viaje sin contratiempos llegando a Cartago en donde pedí mi premio y ademas compramos metro y medio mas de chuleta, para compartir entre las 8 personas que estábamos.




Buenas charlas y anécdotas  en especial de nuestros amigos venezolanos hicieron del almuerzo un muy buen momento, cruce de teléfonos  correos y la invitación abierta para visitarlos, luego saldríamos nuevamente a coger las carreteras del valle despidiendolos en las afueras de Cartago y deseándoles todos los éxitos posibles en su viaje, viaje que muchos queremos realizar pero que por falta de tiempo no se ha podido concretar.




De regreso entrada a Pereira a visitar a mis padres y a unos familiares de un amigo que nos acompañaba, luego de esto el retorno a Medellin sin ningún contratiempo, poco mas de 500 kilómetros muy divertidos para un solo día de amigos rutas y nuevamente buena comida.